sábado, 28 de julio de 2012

Dirty Blvd

...fly, fly... fly away...


Del álbum New York de Lou Reed. Me gusta mucho esta canción y me gusta también por la letra. No sé... es triste, es sobre un chico de la calle que tiene que ganarse la vida de mala manera... sueña con volar lejos... creo que aunque no hayamos vivido en la calle, ni tan mal, alguna que otra vez podemos pensar lo mismo, pensar en volar lejos, en huir, de eso hablan muchas canciones... quizá por eso me guste, porque... siempre queda alguna esperanza... estás jodido pero aún puedes soñar que sales volando.


He intentado buscar a qué bulevar se refería, para poner algo más aquí (de la canción no he encontrado nada...) pero me ha sido imposible, no tengo ni idea de dónde esta el sucio bulevar.


La letra:



Pedro vive fuera del hotel Wilshire,
mira por una ventana sin cristal,
los muros son de cartón, periódicos a sus pies,
su padre le pega porque está demasiado cansado para mendigar.

Tiene 9 hermanos y hermanas,
crecieron en sus rodillas,
es duro correr cuando una percha te golpea los muslos,
Pedro sueña con hacerse mayor y matar al viejo,
pero es una pequeña probabilidad, está yendo al bulevar.

Va a terminar en el sucio bulevar,
sale, por el sucio bulevar,
está perdido, por el sucio bulevar.

Esta habitación cuesta 2000 dólares al mes,
puedes creerlo, hombre, es cierto,
en algún sitio el dueño está riendo hasta mojarse los pantalones,
nadie aquí sueña con ser doctor o abogado o alguna cosa,
sueñan con trapichear en el sucio bulevar.

Tráeme tu hambriento, tu cansado, tu pobre, mearé sobre ellos,
es lo que dice la estatua de la intolerancia,
tus pobres masas hacinadas, aporreémoslas hasta morir
y acabar con esto de una vez y arrojarlas en el bulevar.

Acabar, en el sucio bulevar,
saliendo, por el sucio bulevar,
está perdido en el sucio bulevar,
saliendo

Fuera hace una noche espléndida,
hay una ópera en el Lincoln Center,
las estrellas de cine llegan en limusina,
los focos se disparan sobre el horizonte de Manhattan,
pero las luces están fuera de las calles humildes.

Un niño pequeño está apoyando en el túnel Lincoln,
vende rosas de plástico por un pavo,
el tráfico retrocede por la calle 39,
las putas de la tele llaman a la policía por una mamada.

Y de vuelta en el Wilshire, Pedro está sentado soñando,
encontró un libro de magia en el cubo de la basura,
mira los dibujos y observa las grietas del techo,
“a la de tres”, dice, “espero poder desaparecer”

Y volar, volar lejos, de este sucio bulevar,
quiero volar, del sucio bulevar,
quiero volar, del sucio bulevar,
quiero volar, volar, volar, volar, del sucio bulevar.

Volar, volar, volar lejos.

Versiones:
La Mandrilera & Coki 

No hay comentarios:

Publicar un comentario